Estás aquí
Inicio > Clases y Ejercicios > CONSEJOS EN NUESTRAS CLASES

CONSEJOS EN NUESTRAS CLASES

Seguro que muchos de vosotros, como monitores de padel, alguna vez os habeis parado a pensar, como mejorar vuestras clases de pádel, para conseguir que los alumnos aprendan más, de forma rápida y amena. Esta nota tiene como objetivo proporcionar algunos consejos que, aunque a primera vista, puedan parecer “básicos” y dominados, no está fuera de lugar reflejarlos por escrito ya que a veces a todos se nos pueden pasar por alto, afectando de esta forma la calidad de nuestra clase.

A continuación podemos planterarnos algunas cuestiones clave que pueden servirnos para entender el enfoque del artículo que te encuentras leyendo en estos momentos.

¿Cómo enseñamos?, ¿ ¿qué información es la que prefieren nuestros alumnos?, ¿sabemos llegarles en nuestras clases?, ¿captamos su atención de forma eficaz?, etc…

Numerosos autores consideran que existen 4 pasos necesarios para enseñar una habilidad o técnica nueva:

1. Presentar la técnica o contenido que queramos explicar.
2. Hacer una demostración de esa técnica y explicar de forma breve.
3. Practicar la nueva técnica.
4. Proporcionarle al alumno/s indicaciones para corregir errores (feedback).

Ahora, iremos desgranando uno a uno estos cuatro apartados.

Paso 1: Presentando la técnica a nuestros alumnos.

Se trata de presentarles el nuevo contenido con entusiasmo, esta ilusión y énfasis debe reflejarse tanto en nuestros gestos como en la forma de expresarnos. Hablar de forma clara, utilizar un lenguaje que nuestros alumnos puedan entender (cuanto más pequeños sean, más sencillas ha de ser nuestro vocabulario).

Es necesario ser breve. Existen numerosos estudios que confirman que el mensaje que un interlocutor proporciona al público que tiene delante debe tener una duración menor de 3 minutos.

A través de tres hábitos importantes, como los que veremos a continuación, procoaremos un ambiente adecuado para el proceso enseñanza-aprendizaje en pádel como otro deporte.

A. Debemos conseguir la atención del grupo.

Es bueno crear una rutina común para iniciar una sesión. Una zona, la señal que indica el comienzo de la clase, etc… Es importanta colocarse de cara al grupo cuando hablamos. Si alguien se despita, muchas veces basta con mirarle de forma fija para atraer su atención de nuevo a la clase.

B. Debemos disponer al grupo de forma que todos puedan ver y escuchar.

Si nuestros alumnos están desperdigados seguramente que se distraigan. Existe otro consejo que puede parecer peregrino, pero nada más lejos de la realidad!, debemos cerciorarnos que el fondo que tenemos detrás nuestro está libre de distracciones visuales que puedan afectar a nuestros alumnos. También cuidado con el sol, nunca nuestros alumnos deben estar cara a este. Los ruidos así mismo deben ser lo más reducidos dentro de lo posible.

C. Debemos poner nombre a la técnica que queramos enseñar y proporcionar una razón para aprenderla.

Se trata de ponerle una etiqueta a ese nuevo golpe o habilidad para poder referirnos a ella de forma rápida y concisa. Al mismo tiempo, cuanto más comprendan nuestros alumnos por qué están aprendiendo una técnica concreta y cómo encaja ésta en el conjunto de contenidos de nuestro deporte, más fácil les resultará conseguir elaborar un plan mental para aprenderla.

Paso 2: demostrando la técnica o contenido.

Es importante destacar que la demostración de una habilidad, gesto o técnica específica debería llevarse a cabo por alguien que la domina y la ejecuta de forma notable. De otra forma, si esto no es posible por parte del profesor, podemos apoyarnos y emplear a alguien que tenga la destreza suficiente o bien utilizar una video para ilustrar la misma.

Podemos seguir este pequeño y sencillo esquema para conseguir una demostración de la técnica eficaz y clara:

A. Necesitamos conseguir captar la atención de nuestros alumnos.
B. Después demostraremos la habilidad y la explicaremos.
C. Posteriormente nos referiremos a las técnicas aprendidas con anterioridad.
D. Por último debemos comprobar que ésta ha sido entendida.

Paso 3: Practicando la nueva habilidad.

Sería interesante que nuestros alumnos de pádel comenzaran a practicar la habilidad explicada tan pronto como fuera posible (después de la explicación y la demostración). Lógicamente aquí entran a escena numerosas opiniones y formas de ver la enseñanza. Siempre surge la misma disyuntiva… “¿Cuál es el mejor método para enseñar?”. Este es un tema muy extenso, dificil de sintetizar en el artículo que hoy tenemos entre manos, sin embargo, cuando sea posible, normalmente es mejor practicas la técnica al completo (enfoque global) evitando invertir mucho tiempo en combinar las fases que forman el todo. Pero si nos encontramos con que nuestros alumnos no pueden desarrollar un buen “plan mental”, no siendo capaces de realizar el gesto de forma armónica y equilibrada, entonces es mejor dividir la técnica explicada en partes (enfoque analítico).

Más adelante, en próximos artículos de pádel, podremos hablar de las distintas metodologías, sus fortalezas y debilidades, cuando emplear una u otra y la evolución que en la actualidad han tenido cada una de ellas.

A la hora de practicar la técnica, podemos emplear una serie de principios que nos ayudarán a hacer que las sesiones de pádel resulten más eficaces:

Principio 1: Debemos realizar la técnica de forma correcta.
Principio 2: Debemos ejecutar la técnica en condiciones similares a la competición tan pronto como sea posible.
Principio 3: Es importante que nuestras clases sean cortas y frecuentes cuando enseñamos habilidades nuevas.
Principio 4: Debemos aprovechar el tiempo de las clases con eficacia.
Principio 5: Es necesario que hagamos un uso óptimo de las instalaciones y del material del que disponemos.
Principio 6: Sería importante que nos cercioráramos de que nuestros alumnos disfrutan de un grado razonable de éxito en cada clase.
Principio 7: Debemos hacer clases divertidas y dinámicas.

Paso 4: Corrigiendo, aportando feedback.

Para que nuestras clases sean productivas, no basta con realizar los ejercicios, juegos y actividades previstos. Es necesario proporcionarles a nuestros alumnos dos tipos de información que permitan corregir sus errores:

1. Información sobre cómo ha sido el rendimiento realizado en comparación con el rendimiento deseado (ideal)

2. Información para modificar una ejecución incorrecta para acercarse de forma más exacta al modelo deseado.

Ambos tipos de información reciben el nombre de feedback.

Como muchos de vosotros sabeis, los errores pueden ser de dos clases: errors de aprendizaje y errores de ejecución. Los errores de aprendizaje son lo que se producen porque los alumnos ignoran como realizar una técnica concreta, es decir, todavía no se han formado esa imágen, ese programa motor correcto.

Los errores de ejecución son cometidos no porque los jugadores no sepan como ralizarlos, sino porque cometen una equivocación al llevar a cabo lo que ya saben. Este error puede estar causado por falta de atención o por un problema psicológico de algún tipo.

Es necesario por tanto que distingamos ambos tipos para poder enfocar nuestros comentarios y posteriores ejercicios en busqueda de un aprendizaje adecuado y más significativo.

Espero que estos pequeños consejos os hayan podido hacer reflexionar y provocaros cierto interés por el desarrollo y gestión de todos los elementos que conforman el ambiente de aprendizaje en vuestras clases.

Fuente: Rafa Guerrero para www.padelstar.com

Miguel Valero
Diplomado en Educación Física - Universidad de Granada Entrenador de Alta Competición de Pádel - A. P. A. Monitor Nacional de Pádel - Federación Española de Pádel Co-propietario de La Dehesa centro deportivo - www.ladehesacd.com Director de la Academia Profesional de Pádel La Dehesa - www.dhspadel.es Gerente en Social Media CM 2.0 - www.cmsocialmedia.es Creador y Webmaster de www.monitorespadel.com
http://www.miguelvalero.com

One thought on “CONSEJOS EN NUESTRAS CLASES

  1. me parece perfecto..pero alguno se paro en pensar si nuestros alumnos quieren sea información…o están preparados para asimilarla…o por ejemplo si su “intensidad” (en la que englobo atención, capacidad de sacrificio, predisposición…) es la correcta al estímulo que le estamos administrando¡¡¡…normalmente el profe es “dios” y “aquí se hace lo que yo mando”…a cuantos profes les gustaría recibir la clase que imparten??..cuanto tiempo serias alumno de ti mismo??…

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies