Estás aquí
Inicio > Táctica > La importancia de jugar por el centro

La importancia de jugar por el centro

Es éste un concepto táctico tremendamente útil, con independencia del nivel de juego que se tenga, pero poco utilizado normalmente. Se trata de aquella situación en la que nuestros rivales se encuentran en la red y nosotros, desde el fondo de la pista, vamos a realizar un tiro por abajo, una salida de pared cómoda o no comprometida, o incluso una bajada de pared. En todos estos supuestos, vamos a ver a continuación, es muy conveniente y muy eficaz, en numerosas ocasiones, jugar por el centro de la pareja rival.

El pádel es un deporte muy espectacular cuando se juega a nivel profesional o de alta competición. Los espectadores, usuarios y practicantes conservan en su memoria aquellos puntos o jugadas más difíciles, más arriesgados, más brillantes o más espectaculares…, cuántos alumnos de niveles no muy elevados nos dicen, en un momento dado, a los monitores y entrenadores: ¿cuándo vamos a ver “lo de sacarla por tres”?

Sin embargo, el pádel es un deporte que hay que jugarlo con la máxima sencillez posible, minimizando en la medida de lo posible los riesgos y, aunque pueda parecer paradójico, donde predomina más la defensa que el ataque. Por ello es conveniente que trabajemos con nuestros alumnos y jugadores ciertos aspectos tácticos encaminados a tal fin, siendo, sin duda, uno de ellos, el jugar por el centro.

Éste es un concepto que podemos aplicar a los alumnos de perfeccionamiento y a los de competición no demasiado avanzados, fundamentalmente. Estos alumnos, que ya disputan sus partidos, ya sean “amistosos” o en torneos y campeonatos, suelen jugar, sobre todo los primeros, sin ningún tipo de concepto táctico a desarrollar, prácticamente. O bien juegan “a lo que salga” o lo que “se les ocurra” en cada momento; o bien juegan de una manera determinada en la que ellos se encuentran más cómodos.

Por lo tanto, uno de los primeros conceptos tácticos que podemos trabajar con ellos y que no presenta una gran dificultad el llevarlo a cabo, es el de jugar por el centro. Veamos por qué y cuáles son sus ventajas.

Figura 1

Imagen 1

Como podemos ver en la “Imagen 1”, nuestros rivales se encuentran en la red y nosotros vamos a ejecutar un revés por el centro, entre los dos rivales. ¿Qué beneficio obtenemos con éste tiro?, pueden producirse dos situaciones:

  • Nuestros rivales no se “conocen” mucho, no están muy compenetrados porque no juegan habitualmente juntos, o “van a todas” porque no tienen claro la forma de jugar (ésta situación se da mucho en niveles de iniciación o perfeccionamiento), por lo que puede darse el caso de que se molesten, o incluso “choquen” las palas, con la consiguiente pérdida del punto o una irregular devolución que permite que lo resolvamos con facilidad, o incluso, por falta de entendimiento, que los “pasemos” directamente por el centro.
  • Nuestros rivales juegan bien, incluso volean bien. En ésta situación sigue siendo muy buena opción el jugar por el centro, ya que si, cualquiera de los dos acude al centro a volear, lo más normal es que sus voleas se dirijan a una zona que nosotros podremos defender y cubrir desde nuestra posición en el fondo de la pista (zona marcada por el triángulo). Evidentemente no se puede llegar y cubrir el 100% de la superficie de nuestro campo, por lo que si el rival opta por jugarse un devolución arriesgada para él, “quebrando” muñeca y haciendo una dejada, por ejemplo, o colocando la pelota en una zona ilógica por lo difícil…, nosotros tenemos que tener la tranquilidad que nos dará el saber que nuestra elección de tiro fue la correcta tácticamente hablando.

Lo que no es recomendable hacer y mucho menos “abusar”, sobre todo en los niveles a los que estamos haciendo referencia en éste artículo (perfeccionamiento y competición no avanzada), es la situación que representamos en la “Imagen 2”.

Figura 2

Imagen 2

Si dirigimos nuestro tiro, en éste caso nuestro revés desde el fondo, a las zonas representadas en la “Imagen 2” por los rectángulos rojos, además de que es un tiro más difícil, porque la zona donde debemos “colocar” la pelota es más pequeña, si nuestros rivales volean correctamente, tendrán prácticamente toda la pista para colocar su volea donde quieran. El rival de la derecha, con su volea de derecha (si no es zurdo) y el rival del revés, con su volea de revés…tendrán la posibilidad de dirigir sus voleas a muchas más zonas que las vistas anteriormente y con mucha más facilidad, pudiendo llegar, incluso, a alcanzar ángulos tan difíciles para nosotros como los representados por los triángulos amarillos de la imagen.

En definitiva, si queremos empezar a jugar aplicando conceptos tácticos, si queremos empezar a jugar minimizando nuestros errores, si queremos empezar a jugar sacando partido de nuestro juego defensivo, si queremos empezar a jugar provocando errores en el juego de los rivales… ¡juguemos por el centro!

Antonio Mompeán
Monitor Nacional de Pádel. Monitor y Entrenador de Pádel por la A..P.A. Monitor de Pádel Adaptado. Juez Árbitro de Pádel por la Federación Andaluza. Director Escuela de Pádel en Élite Indoor Padel (Almeria).

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies