Estás aquí
Inicio > Coaching > PADEL: Como la vida misma……Ventana de Johari : 1ª parte

PADEL: Como la vida misma……Ventana de Johari : 1ª parte

¿Qué es la Ventana de Johari?

La Ventana de Johari es una herramienta de psicología cognitiva creada por los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham. Si os fijáis, con las primeras letras de ambos nombres se conforma la palabra Johari.

¿Para qué sirve la Ventana de Johari?

Nos ilustra a la perfección los procesos de interacción humana. Nos muestra el proceso de comunicación y analiza la dinámica de las relaciones personales. Intenta explicar el flujo de información desde dos puntos de vista,

  • Lo que los “otros” conocen o no conocen de mí
  • Lo que “yo” conozco o no conozco de mí.

La ventana de Johari es una herramienta muy útil para el análisis de uno mismo, y la gran ventaja es que se puede aplicar en cualquier área de la vida, en nuestro caso la vamos a empezar a aplicar con los compañeros de pádel, pero también podremos elaborarla en el entorno familiar, con los amigos, con los colegas de trabajo, con los compañeros de clase, etc.

Se trata de un sencillo modelo que ayuda a comprender la forma en que procesamos la información y cómo varía la percepción que tenemos de nosotros mismos comparada con la percepción de cómo nos perciben los  demás.

 A través de dos preguntas básicas, podéis haceros un pequeño test psicológico que os ayudará a conoceros mejor a vosotros mismos en cualquier ámbito de vuestra vida.

1ª Pregunta ¿Cuánto me importa lo que piensan o lo que digan los demás sobre mí?

2ª Pregunta ¿Cuánto me animo yo a decir lo que pienso?

En primer lugar, dibujaremos un cuadrado como este que os muestro a continuación, donde escribiremos un 0 en la esquina superior izquierda y un 100 en la esquina superior derecha y otro 100 en la esquina inferior izquierda, que actúan de escalas. Os deberá quedar así:

1ª Pregunta ¿Cuánto me importa lo que piensan o lo que digan los demás sobre mí?

Responde en una escala de 0 a 100. Se sincero. Evidentemente no será igual lo que pueda pensar alguien cercano a ti, que lo que pueda pensar alguien que sólo ves esporádicamente, por eso, lo que te pido es que te valores en un término medio. Es decir, para que te hagas una idea de la escala:

Si pones 0: Significará que te da igual lo que puedan decir de tú, aunque eso sí, esto te traerá consecuencias.

Si pones 100: Significará que te importa muchísimo lo que puedan opinar los demás…Todas las opiniones de los demás las valoras, quizá en exceso, por lo que al final, no sabes muy bien a quien debes hacer caso.

A modo de ejemplo vamos a poner 74, es decir, nos importa bastante lo que los demás digan de nosotros:

2ª Pregunta ¿Cuánto me animo yo a decir lo que pienso?

En una escala de 0 a 100 de nuevo, debes evaluar si a menudo dices lo que piensas, sin importarte si será bien recibido o será más o menos correcto. Al igual que antes, se trata de que te evalúes con el promedio que estimes…  no son ni tus amigos y familiares  ni alguien a quien solo ves alguna vez que otra. Es decir:

Si pones 0: Significará que no dices nada por no molestar. Como mucho te atreverás a decírselo a alguien muy cercano y sin que resulte agresivo.

Si pones 100: Significará que “no te callas ni una”. Te da igual lo que puedan pensar o las consecuencias que tus palabras puedan tener.

En nuestro ejemplo, marcaremos 30…y nos quedará la gráfica así:

Por último, trazaremos unas líneas que atraviesen el rectángulo de forma perpendicular a las valoraciones que nos hemos puesto:

Os debe quedar, más o menos, así:

Ahora, interpretaremos los resultados:

La ventana de Johari queda divida en 4 cuadrantes, cada uno de estos cuadrantes representa una parte de nuestra personalidad, uno de nuestros yos. Los nombres de estas zonas son:

1) Yo libre, (o área libre)

2) Yo negado(o área ciega)

3) Yo secreto (o área oculta)

4) Yo oculto. (o área desconocida)

Cuadrante 1: Yo libre (o área libre)

 

“Lo que conocemos de nosotros mismos y los demás conocen de mí”.

Son comportamientos que dejamos al descubierto, ya sean buenos o malos. Nos movemos en esta área cuando intercambiamos información con los demás.

Según la teoría, la persona en la que predomina el cuadrante libre o «abierto» funciona de manera más armónica y sana, pues se muestra tal cual es, se conoce a sí misma y no vive con miedo a que los demás la conozcan.

La clave es estar abierto a los comentarios que otras personas nos hacen para conocernos mejor.

Dice un proverbio árabe:

“Si un hombre te dice que pareces un camello, no le hagas caso; si te lo dicen dos, mírate a un espejo”.

Viene a decir que si hay mucha gente que coincide en una misma opinión sobre ti, es posible les hayas dado razones de sobra para que opinen de esa manera. Si no les quieres escuchar, allá tú; pero eso es lo que proyectas al exterior.

Estos cuadrantes están permanentemente interactuando entre sí, por lo que si una de las áreas aumenta o disminuye, ese cambio afecta a todas las demás.

Cuadrante 2: Yo negado (o área ciega)

 

“Lo que los demás ven en nosotros que nosotros no vemos”.

Lo que comunicamos sin saberlo. En muchas ocasiones, éste área es la fuente de nuestros problemas de comunicación con los demás.

No es fácil aceptar este tipo de información sobre nosotros mismos cuando se trata de una característica negativa que no reconocemos. Aun así hay que estar abiertos para aprender más sobre la impresión que causamos a los demás.

Cuadrante 3: Yo secreto (O área oculta)

 

“Lo que conozco de mí, pero los demás ignoran”.

En realidad, son sentimientos, ideas, secretos, miedos… cualquier cosa que queremos ocultar a los demás. Y lo ocultamos porque pensamos que no nos van a comprender, no nos van a apoyar o que el grupo no lo va a aceptar.

Cuadrante 4: Yo oculto (O área desconocida)

 

“Todo aquello que ignoramos de nosotros y que también ignoran los demás”.

Es la parte más misteriosa del subconsciente que ni uno mismo, ni los demás logran percibir.

Un área donde se encuentran capacidades o habilidades ocultas. Una ventana desde donde podemos explorar cosas nuevas.

Los creadores de este modelo nos dicen que “en esta parte de la ventana se encuentran los sentimientos reprimidos, miedos desconocidos, fobias, y comportamientos condicionados desde que eras un niño”.

 

De momento, ya sabes que és y para qué sirve la Ventana de Johari.

Sabes que te puede ser muy útil en tu padel, en tu entorno familiar, con los colegas del trabajo, con los compañeros de clase, etc.

 En el próximo artículo, incidiremos en este aspecto..

¿Como podemos conocernos mejor a través de la ventana de Johari aplicada específicamente al pádel?

Y si no me gusta como me sale mi ventana…

¿Cómo puedo arreglarla?

Deseo que este artículo te haya inspirado y pueda serte útil, para tu pádel..y sobre todo para tu vida. Hasta pronto….

Juan Carlos Pérez Molina(“MoliPérez”)

Coach PCC

Monitor Fed. nacional yandaluza de pádel

Juez-arbitro Fed.nacional y andaluza de pádel

Monitor nacional padel adaptado disminuidos físicos, psíquicos y sensoriales

www.coachsi.org

www.coaching-transcendental.es

Twiter/Skype: jcperezmolina

Móvil: 618998894

PCC

 

 

 

 

J carlos 2

 

Juan Carlos Pérez
Juan Carlos Pérez Molina(“MoliPérez”) Coach PCC (Professional Certified Coach) Monitor andaluz y nacional de padel Juez-arbitro andaluz y nacional de padel Profesor Coaching: www.coachsi.org www.coaching-transcendental.es Twiter/Skype: jcperezmolina Móvil: 618998894

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR